"La sostenibilidad es la clave del proyecto migratorio personal", por Tomás Castellano (@ViejoCaste) - InmigrantesEnMadrid.com

“La sostenibilidad es la clave del proyecto migratorio personal”, por Tomás Castellano (@ViejoCaste)

En artículos anteriores hemos explicado las diferencias entre un Inmigrante y un Desplazado; es posible que las causas que producen el desplazamiento sean las mismas que motivan al inmigrante; la diferencia fundamental está más allá de la motivación, está en la intención de regresar al país de origen una vez que las condiciones que dieron origen a la salida de la patria, cambien. Es decir, el Desplazado mantiene la expectativa de regresar, mientras que el Inmigrante mantiene su propósito de echar raíces en el país receptor, crecer y estabilizarse, formar familia y convertirse en ciudadano, aportar para el desarrollo de la sociedad que lo recibe y adoptar la nueva patria, su historia, su lenguaje y su cultura. Regresar al país de origen no es una opción para el inmigrante y se desarraiga de tal manera que ya no lo considera su patria.

La sostenibilidad es la clave del proyecto migratorio personal - por Tomás Castellano

Ciertamente, usted puede estar o no de acuerdo con cuál ha de ser nivel del lazo que le una al país de origen, el cual puede ir desde un nivel de sentimientos, evocaciones y recuerdos, hasta la ruptura del vínculo jurídico-político que le une, es decir, renunciar a su nacionalidad de origen. Lo que sí es incontestable es que si usted quiere convertirse en un inmigrante, debe asumirse lo más pronto posible como un nacional del nuevo país que le acoge, hasta lograr la nueva nacionalidad y absorber los principios y valores de esa sociedad, enseñarlos a sus descendientes y combinarlos con todos los elementos positivos que ha llevado con usted en su proceso migratorio. Compartir sus valores, su cultura y su historia originaria con sus nuevos vecinos y relacionados, para afianzar lo bueno y que su proceso de transculturización, el cual es imposible de soslayar, sea enriquecedor y bidireccional.

Hay un tango que dice que “veinte no es nada”, lo cual puede ser contextualmente cierto, pero sabemos que son toda una vida. Si eres un venezolano que ha salido con el firme propósito de ser un inmigrante o, sin ser un desplazado, has considerado estar fuera solo un tiempo mientras las cosas mejoran en Venezuela, es importante que leas a los expertos en desarrollo, a los economistas, a los inversionistas y a los industriales, para que puedas internalizar que una vez que la Narcodictadura sea desalojada del poder y sean exterminadas las bandas delincuenciales que han tomado todo el territorio nacional; han de transcurrir más de veinte años para que Venezuela alcance el mismo nivel de infraestructura y desarrollo que tenía en 1998; es decir que veinte años después estará de vuelta al siglo XX. Recuerda, estamos en el siglo veintiuno.

Si establecemos el tiempo que ha durado (y continua) la situación política, económica y social de Venezuela, no la podemos seguir denominando como una crisis, ni siquiera como crisis sistémica, ni crisis estructural; porque ya estamos en una situación deterioro y destrucción permanente del país, del estado y de la nación. Ha cambiado, tal vez en forma irreversible, el lenguaje ciudadano, la forma de relacionarse los órganos del estado entre sí y con los ciudadanos, la infraestructura del país (carreteras, industrias, hospitales, escuelas, viviendas, aeropuertos, puertos, parque automotriz, hasta la forma de lavar la ropa y la dieta diaria) han dejado de ser tales, prácticamente no existen; es como si el país hubiera permanecido bajo el asedio de bombarderos y de fuego de artillería.

Evidentemente que en algún momento en el futuro ha de producirse un cambio que enrumbe a la sociedad venezolana a la construcción de un nuevo país, en este mismo territorio; en ese momento, si eres un inmigrante que se ha establecido en otro país, puedes hacer tus aportes desde el lugar donde te encuentres y de acuerdo con tus posibilidades personales reales; más aún con la existencia y el desarrollo de la tecnologías de comunicación actuales. Tus ideas y acciones han de ser valiosas, aunque no estoy seguro de cuán aceptadas sean por los resentidos que piensan que quien se fue, no tiene derecho a aportar, ni siquiera a opinar; sin embargo, hay mucha gente valiosa que estará dispuesta a recibir tus ideas y demás tipos de aportes para construir un nuevo país.

Venezuela no es reconstruible, porque sus bases superestructurales han sido destruidas, más allá de la infraestructura; el venezolano formado durante los últimos 20 años es un ser incompleto, dañado, a quien se le ha enseñado que es un parásito de la sociedad y del estado, un ser que ha sido enseñado a pedir subsidios hasta del 100% de su vida; a quien se le ha hecho creer que los esfuerzos personales y la honorabilidad no tienen sentido. Los niveles de corrupción han sobrepasado la esfera oficial y hasta el vecino cree que el condominio de su edificio debe subsidiar sus costos personales y familiares. Para muestra un botón: el vecino, quita el bombillo del pasillo para reponer el bombillo de su apartamento.

Obviamente que hay una gran reserva moral dentro y fuera de Venezuela, ciertamente, muchos jóvenes y adultos se esfuerzan cada día por ser mejores y sobreponerse a la vorágine de corruptelas; pero eso es como comparar al país con un enfermo de cáncer con metástasis; siempre mantiene millones de ´células sanas y fuertes, paro está tan comprometido, que su final es la muerte. Personalmente, estoy convencido que Venezuela murió hace varios años, ya no es un país; es un estado fallido, con un gobierno delincuencial, dirigido por extranjeros, tomado por grupos armados internacionales, con el territorio usado como guarida de narcotraficantes y terroristas, sin ciudadanos, sino habitantes reducidos a pequeños espacios, sin posibilidades de poder vivir dignamente. Por eso debe construirse un nuevo país, establecer un nuevo Estado y formar nuevos ciudadanos. Eso tarda tres generaciones, como mínimo.

Convierte tu situación de inmigrante en algo que dure el resto de tu vida y la de tus descendientes. Eso es Inmigración Sustentable.

Por: Tomás Castellano / @ViejoCaste en Twitter e Instagram

¡ESPERA! Suscríbete a nuestro canal de YouTube

¿Tienes planes de emigrar a España?

¿Tienes dudas para emigrar? Únete aquí a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Madrid y obtén las respuestas que necesitas antes de lo que crees.


Únete a nuestras comunidades

Suscríbete a nuestro grupo de Telegram Inmigrantes en Madrid para que estés al día con toda la información de Madrid

Recuerda seguirnos en Instagram: @InmigrantesEnMadrid.

Si deseas emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

Deja un comentario