Héctor Lama: "Los venezolanos también tenemos mucho que aportar a la Guardia Civil" - InmigrantesEnMadrid.com

Héctor Lama: “Los venezolanos también tenemos mucho que aportar a la Guardia Civil”

Historias confinamiento

El día de la entrevista, Héctor Lama nos obsequió un parche bordado del SAER (Servicio Aéreo de la Guardia Civil) con la imagen de un Bö-105; el legendario modelo alemán de helicópteros que la benemérita opera en España desde hace casi 50 años.

Entre muchas otras, son 16 las aeronaves de este tipo que posee el Servicio Aéreo y en las que está depositada la responsabilidad profesional de este especialista mecánico de helicópteros, venezolano de nacimiento, que ya suma 13 años en las filas de la Guardia Civil española.

La primera imagen que viene a nuestras mentes cuando pensamos en un guardia civil es la de un funcionario motorizado que custodia las carreteras. En el caso de Lama, el cumplimiento del deber se traduce en acciones de mantenimiento aeronáutico. Tras un par de meses intentando coincidir con él, para conocer su experiencia en el cuerpo policial más antiguo de España, finalmente nos reunimos en Madrid.

“La Agrupación de Tráfico es quizás la cara más visible de la Guardia Civil, pero hay otras especialidades como el servicio cinológico, de montaña o de desactivación de explosivos”, comenta. “En el Servicio Aéreo se desarrollan misiones de rescate, vigilancia, seguridad y transporte”.

Vocación de servicio

Historias confinamiento

La historia de un venezolano que se convirtió en profesional de la Guardia Civil española comienza en la hermosa (y siempre frondosa) provincia de Orense, en Galicia, desde donde sus padres emigraron hacia Latinoamérica, como muchos otros, en busca de oportunidades.

En la Venezuela de los 80’s forjó su personalidad, entre la cultura gallega que signó su crianza y el carácter alegre de aquella Caracas que con tanto cariño recuerda. “Siempre me ha gustado interactuar con personas, sentirme útil y ayudar a la gente”.

Durante casi dos décadas su madre fue empleada de la desaparecida Viasa y siempre estuvo rodeado de esa “culturilla aeronáutica” que tanto le gustaba. Por eso, cuando conoció las opciones de desarrollo profesional que ofrece el cuerpo de seguridad al que ahora pertenece, supo de inmediato qué quería hacer y dónde quería estar.

“Llegué a España con 19 años y hasta los 24 trabajé en muchas cosas, desde una tienda de electrónica hasta una brigada contra incendios. También fui reponedor en un Eroski y fue cuando estaba allí que tomé la decisión”.

Durante año y medio, su jornada diaria se iniciaba a las 7:00 y finalizaba sobre las 23:30. “No podía dejar de trabajar para dedicarme exclusivamente a preparar la oposición, así que pasaba el día en el supermercado y la noche en la academia. Estudie muchísimo, sobre todo derecho constitucional, penal y administrativo. Finalmente entré en el 2007”.

Gracias a las buenas calificaciones que obtuvo en la Academia de Guardias y Suboficiales ubicada en Baeza, Jaén, pudo seleccionar Galicia para realizar sus prácticas. Cuando le tocó pedir destino como profesional, los avatares del destino le llevaron a Abejar, una localidad de Soria donde estuvo 11 años, en lo que define como una de las mejores experiencias de su vida.

“Estaba muy implicado con los habitantes del pueblo y era un vecino más. Velaba por la seguridad de todos y así como me buscaban para solucionar un problema, también lo hacían para compartir con ellos”, recuerda. “Hay muchos otros matices dentro del cuerpo que también te enriquecen y te aportan, pero trabajar directamente con una comunidad es lo máximo, y la satisfacción de proteger a estas personas no tiene precio”.

Hoy en día, el escenario de su labor es la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Cuando pone la mirada sobre el camino recorrido, asegura que nunca, ni una sola vez, se ha arrepentido de dedicar su vida a este cuerpo de seguridad pública de naturaleza militar. “Todo lo contrario. Le doy gracias a Dios de que la idea se me haya metido en la cabeza”.

“Me siento muy agradecido porque todos los días tengo la oportunidad de realizarme profesionalmente. Hacer un trabajo que sirve, que vale, que influye positivamente en la vida de la gente; es muy satisfactorio”, revela.

Tan venezolano como español

Historias confinamiento

Su acento caraqueño permanece intacto. Aunque en el ejercicio de sus funciones utiliza modismos y palabras españolas para comunicarse, con frecuencia le preguntan si es canario. “Cuando digo que soy venezolano, el resto del equipo se interesa y quieren saber sobre la situación del país. Esa interacción entre dos pueblos diferentes es siempre un aprendizaje”.

“Lo bonito de llegar hasta aquí es que tuve que hacer un ejercicio de adaptación que, personalmente, me llenó mucho. Absorbía cultura de toda España, pero sin renunciar al contacto con mis amistades venezolanas de toda la vida”, continúa.

“A quienes quieran consagrar sus vidas al servicio público, integrando las filas de la Guardia Civil, les diría que lo hagan por verdadera vocación. Es verdad que tienes estabilidad y algunos beneficios que podrían resultar atractivos, pero la mejor motivación para recorrer este camino es querer hacer algo por los demás, estar dispuesto a dar siempre algo más”.

Con evidente orgullo por los méritos cosechados, Héctor explica que su deber profesional y moral está en España, un país por el que daría la vida. “Pero, así como me siento español al cien por ciento, me siento igualmente venezolano ¡al cien por ciento!”.

“Cualquier persona que cumpla los requisitos y tenga vocación de servicio para desempeñar esta labor con responsabilidad, puede plantearse el objetivo de ingresar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, reflexiona. “Actualmente somos muy pocos en funciones, pero los venezolanos también tenemos mucho que aportar a la Guardia Civil”.

Por: María José Flores

¡ESPERA! Suscríbete a nuestro canal de YouTube

¿Tienes planes de emigrar a España?

¿Tienes dudas para emigrar? Únete aquí a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Madrid y obtén las respuestas que necesitas antes de lo que crees.


Únete a nuestras comunidades

Suscríbete a nuestro grupo de Telegram Inmigrantes en Madrid para que estés al día con toda la información de Madrid

Recuerda seguirnos en Instagram: @InmigrantesEnMadrid.

Si deseas emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

Deja un comentario